3

Por algo no me gustan los regimenes parlamentarios

La noticia esta vez la da Mariano Rajoy, presidente del PP quien quien anuncia que tratara de gobernar si gana en escaños aun cuando pierda en votos.

Esto requiere algo de explicacion para los 4cats de Peru, como es sabido España es una monarquia parlamentaria, por lo que tanto Rajoy como Rodriguez Zapatero oficialmente no son ni precandidatos a la Presidencia de Gobierno, cuando se registren solo seran candidatos a un escaño en el Congreso de los Diputados, pero se sabe de antemano que seran los candidatos a la presidencia que presentaran sus respectivos partidos ante el Rey para que sean ratificados por el pleno (*).

Este modelo matematicamente permite que el partido que tenga mayoria de votos a nivel nacional no tenga necesariamente tenga la mayoria de escaños, y estando como se esta en una situacion semi-bipartidista el escenario no es descartable por completo especialmente para las proximas elecciones, en todo caso eso obliga a que la decision sobre la conformacion del gobierno no dependa del voto popular sino de las componendas que haya entre los partidos politicos, dandose que tanto el PP como el PSOE en algun momento han tenido que depender de partidos como el PNV, CiU o ERC, los cuales de una legislatura a otra no han vacilado en cambiar y subastar sus simpatias (las famosas "hipotecas").

Creo que de momento no se ha dado el caso de que el partido mas votado no haya sacado mas escaños, ni de que haya llegado al poder, un caso particular es Cataluña donde el partido mas votado (CiU) por segunda vez no se hizo con el mando de la Generalitat pues se establecio una alianza tripartita liderada por el PSC, entonces surge el debate sobre si gana el que consigue los apoyos o alianzas suficientes dentro del parlamento (nacional o regional) o gana el que tiene el mayor respaldo electoral.

El escenario catalan y un no hipotetico caso nacional como el planteado por Rajoy, es lo que me hace recelar siempre de regimenes parlamentarios, me gusta mas el modelo de segunda vuelta, que podria ser valido aun para gobiernos locales, como de hecho se hace en Francia(**) circunstancia que en el caso peruano hubiera sido util para evitar los problemas de representatividad de alcaldes que obtuvieron alrededor del 30% y solo ligeramente por encima de su rival mas cercano.

Esta clase de distorsiones es la que me hace confiar en mecanismos como el de la segunda vuelta, al menos ahi la voluntad de los electores se expresa tal cual y sin distorsiones, y si... prefiero que muchas decisiones del elector se hagan pensando en el "mal menor" a que el gobierno se elija basandose en componendas y grandes renuncias a los planes de gobierno originales.

(*) Hay una ronda de consultas que hace el rey luego de las elecciones para preguntar a cada partido con representacion sobre a quien daran su respaldo y en base a eso proponer la candidatura al pleno recien instalado.
(**) Lo malo del modelo frances es que no permite una representacion proporcional en el parlamento y de no ser porque quien mas se ve afectado es el partido de Le Pen, ya hubiera entrado esa reforma en discusion hace buen tiempo por ahi.

3 Comments to “Por algo no me gustan los regimenes parlamentarios”

  • Jomra   diciembre 18, 2007 6:29 p. m.

    Saludos

    Está comentiendo un error de base, está partiendo de la premisa de que en los regímenes presidencialista el que tiene más votos manda, y eso no es así. Sino recuerde el primer mandato de Bush, ganó con menos votos.

    "Este modelo matemáticamente permite que el partido que tenga mayoría de votos a nivel nacional no tenga necesariamente tenga la mayoría de escaños"
    Ahí realmente se refiere a las circunscripciones, algo que pasa en cualquier sistema de distrito múltiple (como Perú). Incluso, en el sistema presidencialista se puede llenar de intermediarios las votaciones y cambiar el signo de una buena cantidad de votos gracias a los compromisarios "unidos" de cada parte (lo que pasa en EUA).

    Una cosa buena del presidencialismo, es que el presidente tiene legitimidad directa. Una cosa mala, es que el presidente puede tener todo el congreso (todo, absolutamente todo) en su contra, y con ello, se da la situación de "o renuncia a su plan original o pacta con los grupos mayoritarios o que formen mayoría" (lo que pasa en Perú). Lo bueno del sistema parlamentario, es que en principio permite, sin demasiada dificultad, que el Gobierno vaya en la misma línea que el parlamento (lo que, hasta cierto punto, anula al parlamento), también tradicionalmente facilita tanto la disolución del gobierno (sobre todo cuando la mayoría es simple) y la del parlamento (siempre), permitiendo flexibilidad política para salir de ciertas crisis.

    En fin, el problema son las circunscripciones pequeñas o que falsean el resultado (y las peores de todas, de lejos, las uninominales, como son las de Inglaterra y para el parlamento francés). El caso Catalán es la mar de ejemplarizante en este sentido, el PSC ha sido dos veces el partido más votado, y en ambas ocasiones CiU tuvo más escaños, ya que Barcelona, que tiene el peso de la población de calle, no tiene tantos curules como debiera. Una de esas veces sí gobernó el PSC, en la otra, fue la última de Pujol (y gobernó de la mano del PP).

    Hasta Luego ;)

  • Ernesto   diciembre 19, 2007 1:20 a. m.

    El caso de los EU es una anomalia, por lo que lo considero fuera de mi analisis. Y si, el caso de los escaños pasa en Peru peroooo la diferencia es que esa posible "distorsion" no tiene porque afectar el resultado de quien sale elegido presidente, ya que al final sera el electorado quien en segunda vuelta dara su confianza definitiva.
    Como nota adicional considero que en casos bicamerales UNA de las camaras deberia estar basada en distrito nacional unico.

  • Jomra   diciembre 19, 2007 6:21 a. m.

    Saludos

    Pero es hacer trampa, sabe que no es dar la confianza a uno, es quitársela al otro (al menos en Perú), no se vota al que prefiere de dos, se vota al que no odia con todo el alma :P. Y al final sí se da la traición a los programas de gobierno (al margen de que casi nunca se siguen, si vemos a un partido como el APRA haciendo una política económica muy de UN para mantener el apoyo, pues se acabó el mentado "Frente Social"). En todo caso, en los regímenes parlamentaristas se podría pasar con un aviso previo de con quién podría pactar y en qué condiciones, y votar sabiendo eso.

    Menciono EUA por ser el primer país presidencialista a la par de el máximo representante del presidencialismo en el mundo, mal que nos pese :P. Aunque sí, su sistema es un tanto "especial".

    En lo último que menciona, totalmente de acuerdo (salvo que yo lo extendría a los casos de parlamentos unicamerales).

    Hasta Luego ;)

Twitter