Porque la PUCP y no el Opus Dei

He tratado de seguir la controversia que en este momento sostiene la PUCP y el Arzobispado de Lima, respecto a la herencia de Riva Agüero, y como ya lo he dicho tanto en Facebook como en Twitter, estoy de parte de nuestra universidad y no de Cipriani, y mi posicionamiento viene dado por el temor de lo que puede derivarse de la injerencia de la gente de Cipriani sobre los bienes de la universidad, si se tiene mano sobre los bienes se tiene mano sobre lo que se compra, a quien se contrata y quieras que no eso induce a cambios sobre lo que ha sido la PUCP desde hace años y es acerca de esto que quiero compartir....

De hecho... estas cosas pasaron casi con muy poca separación en el tiempo, asi que vayamos con la primera...

3er ciclo, ya habia llevado Filosofía con el profesor Sanz, el cual nos habia hecho reflexionar a base de la lectura de "Las venas abiertas de America Latina" de Galeano (recomendándonos sacar lo positivo y tomar con pinzas el facilismo de algunos de sus planteamientos), pero eso no me habia preparado para lo que significaria llevar Teología con el profesor Roberto Burns (Bobby), un jesuita que entre otras cosas nos dijo "¿Como quieren que permanezca indiferente a la realidad, si a mis hermanos jesuitas los matan en Centroamerica?", haciéndonos leer textos de Torres Queiruga en donde se nos planteaba que el rol de un cristiano no es ascender a traves de una pirámide sacrificial sino involucrarse y ponerse de lado del que sufre mediante la opción preferencial por el pobre.

Claro los planteamientos de Queiruga podrían ser poco usuales para un grupo de jóvenes estudiantes de EEGGCC, y.. debo reconocer que la respuesta de la clase fue mas bien apática, pero Burns no cejaba, asi que un dia llego, se sento y permaneció callado por unos minutos, hasta que un alumno pregunto si iba a haber clase a lo que contesto "¿Y por que crees que yo debería de dar clase?" lo cual derivo en una conversación acerca de nuestro apatismo, no se mis compañeros pero esa clase me sacudió en tanto nos recordaba como eramos indiferentes a nuestra realidad.

Menos de un año después, un amigo (que se había incorporado al Opus Dei recientemente) nos invito a un centro cultural vinculado al Opus ubicado entre el antiguo Cine Orrantia y Camino Real (luego supe que se mudaron) para una charla de un ingeniero respecto a técnicas de automatización modernas aplicadas en la industria, para su momento la charla nos pareció interesante, en esa época escuchar lo que hacían los ingenieros ya trabajando se nos antojaba fantástico pues queriamos ser como ellos.

Con lo que no contabamos era que al terminar la charla se nos invito a pasar a otra sala, en la cual las sillas estaban dispuestas en filas (a diferencia de la charla con el ingeniero donde estábamos en posicion circular) de cara a otra habitacion contigua la cual estaba tenuemente iluminada con velas, donde luego tomo asiento un cura de negro, que nos empezo a hablar del purgatorio, de que nos correspondía ayudar en tierra a las almas del purgatorio para que puedan salir de el, y claro.. cuanto mas hablaba mas me acordaba de la piramide sacrificial de la que habia hablado el profesor Burns, lo cual me puso el cerebro a mil "¿a donde me he metido?". Queda claro que si para entonces tenia algunas reservas con respecto al Opus Dei ahora mi posicion contra el estaba definida.

Tiempo después además comprendí que algunas cosas que en la PUCP dábamos por descontadas: Tercio Universitario (ejem ejem), Centros de Estudiantes, Federación... etc .. en las nuevas universidades eso ya no existia pues la Comunidad Universitaria (no siempre funcionando optimamente, es verdad) daba lugar a "accionistas", siendo el alumno un mero cliente, y en el caso de la UDEP sin ser tan nueva tampoco tenia organización estudiantil, y luego como me contaría Angela sabría que ahi se censuraban activamente las obras de ciertos autores como Vargas Lllosa. Y claro, estas actitudes las justifican de la siguiente manera:



Es eso, me gusta ser parte de la PUCP, la complicidad que tienes cuando aun en el extranjero escuchas el "yo también soy de la Católica" pues al menos a mi me recuerda todo lo que me exigio, el como los profesores de todas las ramas nos hacian pensar y no actuar mecanisticamente (*), y sobre todo lo que me ofreció, la libertad. Y esto es algo que permanezca para las generaciones futuras.

Sugiero leer estos articulos

(*)Por ejemplo la tradición de la enseñanza de las matematicas de la PUCP, nos obligaba a que en vez de solo resolver (mecanicamente) derivadas e integrales, debiamos además razonar y demostrar los teoremas vinculados a estos conceptos.

1 Comment to “Porque la PUCP y no el Opus Dei”

  • Cristhian Rojas   julio 30, 2010 10:39 p. m.

    ¿En que quedó este asunto? Actualmente, ¿cómo está funcionando la PUCP?

    Me parece que a la UDEP se le pinta como un centro de estudios sin ninguna libertad, pero, a mi parecer es todo lo contrario.

Twitter