0

No me fío del futuro, solo tenemos el presente...

Author Ernesto   

¿Qué haces cuando solo te quedan 3 semanas, 2 semanas, 5 días... pocas horas para el fin un momento que no creías posible?.

El duro dilema que oscila entre sentirse triste por el final que se sabía viable, pero que llego antes de lo esperado, y el estar agradecido por la experiencia maravillosa de un gran tiempo compartido.

Solo queda la lucha día a día por ganarle tiempo al tiempo, priorizar las elecciones cotidianas, hacer que cada momento valga, tratar de prolongarlo un momento más, esforzarse para que cada paso que queda que sea sobre todo memorable y valioso... que luego uno no pueda arrepentirse de no haber intentado todo para que sea lo mejor.

Al final el día siguiente dolerá, y mucho, solo queda esperar sanar, y que las memorias queden grabadas con cariño, porque al final riesgo es libertad, y se toman los riesgos porque somos humanos, toca sentirse vivos y celebrar lo que paso, la magia de algo que unas semanas antes no se hubiera soñado, que con toda la montaña rusa de emociones que conllevó.. fue hermoso.

(Update: "El día después")



Twitter