5

La codicia es buena....

Author Ernesto   

Una pelicula que lamente no ver en cine (la vi en la tele años despues) es Wall Street, protagonizada por Michael Douglas y Charlie Sheen, particularmente relevante es el discurso dado por Gordon Gekko (Douglas) y la celebre frase "codicia, a falta de una mejor palabra.... es buena"


(Si ya se que el traductor español decidio usar "ambicion" en vez de "codicia" o "avaricia" para traducir "greed", asi que aqui les dejo con la version en ingles).

El caso es que no ha sido raro que recordara esa escena cuando economistas ligados al neoliberalismo o a la escuela austriaca, de tanto en tanto sueltan argumentos que implican que la ambicion y afan de enriquecimiento de unos traen como consecuencia el bien comun (la competancia da libertad al consumidor, el capitalismo crea puestos de trabajo, destruccion creativa.. etc etc), ergo lo que se necesita es dejar libertad para prosperar y reducir la intervencion del estado, que implica corrupcion y todo eso.

Lo interesante es que a veces dichas cosas suelen ser planteadas con un buen argumento, pero como siempre no se mira con detalle las consecuencias o lo que hay por detras, veamos sino esta explicacion (en clave de humor) sobre el proceso que estuvo detras de las recientes caidas de los bancos:



En honor de la verdad, tambien es cierto que una mala regulacion hace daño, y parte del problema se origina con regulaciones dadas en el gobierno de Clinton, las cuales presionaban a los bancos y financieras como Fannie y Freddy a otorgar hipotecas a sectores que tradicionalmente no habian sido sujetos de credito, ese fue el punto de partida para que se iniciara la burbuja inmobiliaria, pues ese "dinamismo" crediticio se traslado a otros sectores sociales, si claro... se dira culpa del estado y todo eso, pero debemos recordar (como se comenta en el video) que la ambicion hizo que esas hipotecas fueran "empaquetadas" y revendidas como inversiones seguras, el resto es historia conocida y es ocioso repetirla.

Este articulo expone de manera interesante una idea en que si bien admite la avaricia como parcialmente responsable del problema, no considera que la regulacion pueda ayudar mucho: Se nos dice que esta crisis no se repetirá si se controlan los riesgos que pueden asumir los inversores (especialmente los bancos), y si se informa a los ahorradores sobre el nivel riesgo de los distintos productos financieros.......En abstracto, todo esto suena muy bien. Los problemas comienzan a surgir cuando bajamos un poco a la realidad. El riesgo es un concepto totalmente subjetivo: lo que para unos puede ser un proyecto muy arriesgado (como crear un buscador de internet en 1998), para otros puede ser un negocio claramente rentable y seguro

Coincido con sus conclusiones: La codicia y la ignorancia parcial de los seres humanos no pueden eliminarse, ya que son parte de su naturaleza. Lo que sí puede y debe hacerse es corregir las regulaciones que conviertan esa codicia y esa ignorancia en los engranajes centrales del sistema financiero...... sobran las regulaciones inútiles que pretendan fiscalizar y cuantificar los riesgos concretos, individuales y personales, y se necesitan otras que proscriban estrategias financieras insostenibles y fraudulentas, a saber, endeudarse a corto e invertir a largo, efectivamente, pero debemos ir un paso mas alla y asumir que si, la codicia esta ahi, pero que no debemos santificarla y asumir que inherentemente su accionar (via la famosa mano invisible) redundara en el bien de la sociedad, el ejemplo actual deberia ser indicativo de ello, pero no... ya hubo otros cracks y la persistencia del ciclo economico seguira ahi y no habra lecciones aprendidas.

Ademas... tiene sentido esperar que de algo moralmente cuestionable se produzca el bien como consecuencia?, como coincidencias tal vez, pero que eso se tenga que dar per se.... no lo creo.

5 Comments to “La codicia es buena....”

  • Angela   noviembre 16, 2008 10:07 a. m.

    Interesante post...

    ¿Realmente crees que no habrá lecciones aprendidas? ¿De verdad, de verdad? ¿Qué te hace pensar eso? ¿Será acaso la burbuja ésta de pánico que está creciendo y que afecta a los más débiles (para variar)? ¿Será que no se ven acciones sobre las raíces del problema? ¿O acaso te hace pensar que no habrá lecciones aprendidas la forma clara en que los gobiernos pretenden mantener las riquezas de los cuatro gatos de siempre, en pro del equilibrio y demás flautas?

    Pues yo no lo sé, a mí se me antoja que a fin de cuentas sí se van a arreglar las cosas. ¡Si las personas somos cada vez más conscientes de nuestros actos! Por ejemplo, en Lima conocí a una niña muy linda, postulante a la escuela diplomática, que me contó toda contenta que su madre, por ejemplo, es una mujer que piensa mucho en el futuro, por eso es que tiene sus ahorros en las Islas Caimán.

    ¿No los ves? ¡Tenemos esperanza!

  • Ernesto   noviembre 17, 2008 3:41 a. m.

    Bueno, tienes razon, han aprendido algunas cosas:

    A que se puede seguir arriesgando los fondos confiados sin ningun temor, que el dinero publico estara ahi para salvar las malas decisiones del sector privado, o en todo caso... como asegurarse esos fondos.

    Con suerte aprenderan algo sobre los peligros de "ponerse cortos" lo cual significara un cambio en el mercado de futuros.

    Pero lo que nunca aprenderan es a los peligros de jugar al juego del Greatest Fool y demas variantes burbujeras, es lo que tiene la busqueda incesante de los "valores refugio", a pesar de lo ocurrido en esos momentos de efervescencia nadie reflexiona (la codicia los ciega) sobre que mientras mas se infle la burbuja el pinchazo tendra mas victimas, pero no .... se dira "es el mercado" "luego vendra un descenso suave" "asi valoran los inversores este sector"....

  • Jomra   noviembre 17, 2008 6:26 a. m.

    Salud

    El mercado vive de burbuja en burbuja y tiro porque me toca. Y la avaricia rompe el saco (dice el útil refranero popular), como ha sido el caso. No sólo hay que hablar de la titularización infinita en mercados no regulados de derivados de hipotecas basura (¿Cuántas, realmente, fueron dadas por una legislación forzosa, cuántas para que los agentes hipotecarios se ganaran el jornal -ojo, la gran mayoría no han sido dadas por bancos, sino por esos extraños personajillos-, cuántas a la vista que securizarlas era un negocio redondo y que lo importante era tener una hipoteca que reempaquetar -esto ya es avaricia financiera pura y dura-?), hay que hablar de la falta total de transparencia (uno de los pilares del sistema de mercado), hay que hablar de lo ineficiente que resulta el mercado financiero para autorregularse (lo que llevan una vida pidiendo, y van y les explotan los mercados no regulados por autoridades públicas) y hay que hablar, por supuesto, de esos directivos que han ido, poco a poco, descapitalizando las sociedades de inversión repartiendo (posibles) beneficios futuros como si fueran actuales haciendo imposible que la entidad, en una situación no favorable de los instrumentos financieros, pudiera asumir la deuda del derivado.

    Una mala regulación, en eso estamos de acuerdo, da pie a situaciones indeseables (peor que las normas de Clinton para frozar hipotecas, estaría la regulación que permite que las hipotecas sean dadas por intermediarios que luego las venden a bancos, y ya las dos juntas son la bomba), una no regulación, a la vista de lo que pasa (insisto en lo mismo, lo que ha reventado no es el mercado hipotecario en sí mismo -que también, como en España, pero no se ha llevado, en el caso ibérico, tantas sociedades de inversión por delante-, es el mercado de los derivados que jugaron con los valores de la burbuja inmobiliaria permitiendo retitularizaciones de los títulos en la "Ingeniería financiera" o "cómo vender gato por liebre") es bastante peor (en esto también estamos de acuerdo, la pregunta es qué y cómo regular, y ahí sí que dudo que nos pongamos de acuerdo :P).

    La codicia, además, va de la mano con el egoísmo, es un "quiero ganar más, aunque sea a costa del resto", no toda acción que genera riqueza redunda en beneficio de la sociedad ni mucho menos (al igual que la mano invisible no existe, ni hay transparencia, ni el capital tiende a competir sino a arrejuntarse uno con el otro, etc.), la mayoría de beneficios sociales los hemos conseguido arrebatando margen de actuación a la codicia, obligando a que exista un mínimo reparto de la riqueza generada (la historia laboral se fundamenta en ello).

    En fin, me alargo mucho. Por cierto, geniales los vídeos, el segundo muy entretenido :P.

    Hasta luego ;)

  • soleil   noviembre 19, 2008 11:57 a. m.

    codicia indiscriminada que cabalgo libre por las calles y las colas de los bancos, burbujas q encierran mas de un engaño... asi es como se ha ido alimentandod e lava un volcan dormido... no se si volvera a pasar, yo creo que si, aveces las personas, o entidades no aprenden de la historia, al menos espero que esta generacion duramente golpeada por el estado actual sepa entender que los riegos de codicia no planeada pueden llegar a causar grabes problemas, es mas...crear mounstruos que siguen creciendo y que no se sabe como parar.

  • José Luis Contreras Muñoz   enero 24, 2009 3:25 p. m.

    La codicia tiene connotaciones más negativas que positivas.

Twitter